Aplicación práctica de Sistemas de Gestión en la Seguridad Vial (2/2)


Otros aspectos que hay que tener en cuenta sobre el cómo el uso eficaz de la tecnología puede contribuir a mejorar la seguridad vial, son los siguientes:

  • ​La tecnología se puede usar de muchas formas para mejorar la seguridad vial 
    • Las cámaras de explotación en puertos de montaña evitan que los vigilantes tengan que ir en condiciones meteorológicas extremas (invierno, de noche, nevando) a recorrer toda la red de carreteras, con el peligro para él que esto conlleva. Con solo mirar el estado de las cámaras en tiempo real saben dónde va a nevar o está nevando, y junto con los GPS en quitanieves pueden organizar mejor los trabajos.
    • ​Si se analizan datos, con pocos recursos se pueden hacer pequeñas actuaciones que tienen muy buenos resultados.
      • Por ejemplo, analizando accidentes con salida de vía, y comparando sus geolocalizaciones con las geolocalizaciones de elementos de inventariado, se detectaron patrones donde aumentaba la mortalidad en aquellos accidentes en los que había un acceso a finca, en lugar de campo abierto. Es decir, choque contra obstáculo. La solución: Poner mallado (reja de hierro) en los accesos a las fincas, ya que suele haber una pequeña obra de fábrica (tubería), que hacía que hubiera un hueco donde se empotraban los vehículos que se salían de la vía. La reja hace que no haya hueco, y el coche pasa por encima del obstáculo.
      • A partir de aquí, y gracias a poder procesar tantos datos, se creó un inventariado de márgenes de la carretera, de manera que se analiza (en función de obstáculos, si hay barrera, etcétera) qué tramos de carretera son más peligrosos si el vehículo se sale de la vía. Conocer estos tramos hace que, con pequeñísimas inversiones (por ejemplo, quitar una roca o mover árboles cercanos al margen de la carretera), se hacen más seguros esos tramos. 
      • Y al hacerse esos tramos más seguros, el propio sistema recalcula la peligrosidad de todos los demás tramos de forma automática, mostrando otros tramos sobre los que actuar.
  • Agenda de vialidadPermite, debido al gran número de tareas de vialidad geolocalizadas, realizar análisis que de otra manera no se podrían realizar.
    • Por ejemplo, se puede analizar tramos donde hay concentración de atropellos de jabalíes en los últimos 5 años (se podría actuar instalando vallas y pasos de animales seguros, o balizas para ahuyentar a los animales…), o caídas habituales de ramas de árboles en la calzada (donde quizá la actuación preventiva sea la tala o poda anual)
  • ​Directivas europeas de auditorías de seguridad vial de tramos en servicio.
  • ICSM: Se ha estudiado miles de accidentes de salida de vía, mirando su gravedad en función de márgenes (pendiente de taludes, existencias de obstáculos, etc…). En Teruel, más de 3000 actuaciones (eliminación obstáculos, modificación de taludes… y en los casos más extremos y complejos instalar elementos de contención y barreras de seguridad (para que el vehículo no llegue a salirse de la vía))