Aplicación práctica de Sistemas de Gestión en la Seguridad Vial (1/2)


 Mejorar la seguridad vial es un objetivo común de ciudades y países de todo el mundo, que buscan reducir el número de accidentes (y su gravedad), ofreciendo entornos más seguros para los ciudadanos.

A continuación vamos a mostrar algunos conceptos que hay que tener en cuenta para poder mejorar la seguridad vial, haciendo uso de tecnología que facilite este trabajo:

  • 1.- Las a​ctuaciones de Seguridad Vial se dividen en 2 apartados principalmente:
    • Actuaciones Genéricas-Preventivas: Análisis de muchos datos de diferente naturaleza, que generan muchas pequeñas actuaciones (generalmente de poco coste), y que pueden ser medidos mediante indicadores para comprobar su eficiencia.
    • Actuaciones en Tramos de Concentración de Accidentes (TCA): Su prevención requeriría actuaciones grandes y costosas de llevar a cabo (remodelación de firmes, nuevos trazados, etc), por lo que se suele optar por soluciones más económicas, que puedan reducir al máximo el problema: colocación de badenes, bandas sonoras, carteles de aviso de peligro, etc.
  • 2.- Datos, datos y más datos: ​Se almacenan datos de accidentes, sus causas y factores, pero también otros muchos datos (datos de geometría de la carretera, estado de firme, datos meteorológicos, IMD, datos de inventariado de elementos de la carretera, ITS (videocámaras), etc. En España se documentan unos 250.000 accidentes al año (la mayoría sin consecuencias)
    • ¿Para qué? Además de por temas estadísticos, para buscar correlación de los datos, buscar causas comunes, y obtener información que permita evitar accidentes en el futuro.
      • Se busca que los gestores de la carretera obtengan información a partir de los datos, para poder planificar actuaciones para mejorar la seguridad vial en función de los recursos económicos disponibles. Una vez realizadas las acciones, los sistemas de gestión permitirán conocer la evolución y si dichas actuaciones han tenido efectos beneficiosos. Con todo esto, si tenemos datos y podemos obtener indicadores, podremos medir para planificar, para comprobar su eficiencia y para comprobar su evolución a lo largo del tiempo.
    • ​Se pueden interrelacionar los datos de muchos módulos. Según tengamos más o menos datos, podremos obtener unos u otros informes. 
    • Se pueden obtener informes inimaginables: Por ejemplo, sabiendo geometría de la carretera, se pueden calcular qué tramos se ven afectados por deslumbramientos cuando anochece, para señalizarlos, etc…
    • Hay que relacionar bien los datos: Desde que soy padre, corro menos y conduzco más seguro, luego tengo menos probabilidades de sufrir un accidente. Por tanto, se ¿deberían crear campañas para fomentar la natalidad y así mejoraría la seguridad vial?. No hay correlación.
    • ​Se pueden calcular informes con muchísimos parámetros, cosa que sin tecnología sería imposible. Por ejemplo, cálculo de tramos de alta siniestralidad busca automáticamente tramos comparándolos con otros tramos similares de toda la red, y según eso los clasifica según índices de siniestralidad. Estos cálculos de toda la red se pueden calcular en tiempo real o generarlos en segundo plano de forma periódica todas las noches, para obtener el informe por la mañana.

Mañana daremos a conocer otros aspectos a tener en cuenta en relación al uso de la tecnología para mejorar la seguridad vial.