inteligente

Haciendo uso de señales inteligentes para gestionar el tráfico en función del flujo real en cada momento


A pesar de que todavía no forman parte del ecosistema habitual de nuestras ciudades, las señales inteligentes van a permitir mejorar la gestión del tráfico en las mismas, gracias a su adaptación a las necesidades de cada momento, ofreciendo de forma automática la mejor opción para tener un tráfico fluido.

Aunque el concepto de señal inteligente puede parecer demasiado genérico, en la práctica es algo muy sencillo y comprensible: Son señales que, por una parte, cuentan con sistemas que permiten detectar el tráfico en cada momento (cámaras con visión artificial o aforos), recibiendo esa información, y siendo capaces de adaptarse autónomamente a las necesidades existentes.

Un ejemplo muy claro se puede ver en la gestión inteligente de intersecciones, donde cada vía cuenta con un semáforo y un sistema de visión de vehículos, y un software común que tiene en cuenta la información recibida de las cuatro vías, para determinar la combinación de semáforos más adecuada a cada momento, para evitar atascos y priorizar las vías con más vehículos.

Igualmente, los sistemas de visión artificial, pueden ser capaces de detectar ambulancias o vehículos con prioridad especial, y gestionar los semáforos a su paso para facilitar su recorrido.

La información de los semáforos inteligentes nunca se gestionará de forma independiente, sino que contará con un sistema central que reciba toda la información de los mismos, tratando de organizar secuencias que faciliten que los conductores se los puedan ir encontrando en verde, y de igual forma, eviten atascos y vías más congestionadas.

Toda esta tecnología inteligente de detección más acción también debe servir para proveer de información a los sistemas tecnológicos que consultan los usuarios para planificar sus rutas, de forma que puedan conocer en todo momento el camino óptimo para un destino concreto, así como los posibles atascos, obras o incidencias que haya en cualquier zona de la ciudad.

En definitiva, se trata de usar medios tecnológicos ya existentes, no complejos, pero que pueden aportar importantes ventajas si se usan de una forma adecuada.

La Unión Europea va a impulsar el desarrollo e implantación de novedosos Sistemas Inteligentes de Transporte (ITS) cofinanciando con 50 millones de euros proyectos innovadores

Con el objetivo de favorecer el desarrollo de novedosos y eficaces Sistemas Inteligentes de Transporte (ITS) que permitan mejorar la seguridad en las carreteras, la Unión Europea ha habilitado una línea que, bajo el nombre de Programa TEN-T, contará con 50 millones de euros para cofinanciar las mejores iniciativas en esta línea. [Continuar leyendo]