Smart45, el proyecto de autopista inteligente liderado por Globalvía


Ofrecer toda la información que sea posible a los conductores que circulan por la autopista M45, dando los pasos para convertirla en una “autopista inteligente” es el objetivo del proyecto Smart45 desarrollado por Globalvía.

Para ello, en primer lugar, han llenado la autopista de sensores capaces de detectar el estado del tráfico (su mayor o menos fluidez, posibles atascos o incidencias, etc), ofreciendo esta información a los dispositivos móviles, para que los conductores puedan tener al instante la información que necesitan para su trayecto.

La idea es que la implantación de los sensores sea una primera fase que se vaya completando paulatinamente hasta crear las condiciones que permitan en un futuro cercano desarrollar la conducción autónoma por esa autopista, en condiciones totales de seguridad.

El objetivo de la información recopilada por los sensores es doble, por una parte instantáneo (ofrecer la información a los conductores que circulan por la misma), pero por el otro, a más largo plazo, permitir a las autoridades conocer cómo son los procesos de circulación y tráfico por la autopista, para poder tomar medidas para mejorar posibles problemas, u optimizar los desplazamientos de los usuarios.