¿Quién paga los daños cuando un animal provoca un accidente en la carretera?


Hasta hace muy poco tiempo, si un conductor tenía la mala suerte de toparse con un animal -jabalí,ciervo o conejo- en su camino, y sufrir un accidente, al menos tenía la seguridad de que los gastos de su vehículo o sanitarios no iban a salir de su bolsillo, ya que la ley obligaba al titular del coto de caza donde procedía el animal a asumir ese importe.

Sin embargo, ¿cómo es la situación legal en este momento?

La lectura del artículo de El mundo “Atropellados por un jabalí” indica claramente lo que dice la legislación vigente: Si hasta hace unos años el responsable económico de los atropellos era el propietario del coto de caza, en la actualidad toda la responsabilidad (económica) recae sobre el propietario del vehículo.

Es decir, si un conductor sufre la mala suerte de atropellar a un animal que le sale de improvisto por el camino, causando desperfectos en su coche, ya lo sabe, le va a tocar pagar los desperfectos.

Ante esto, ¿qué se puede hacer?

  1. Reclamar para conseguir que la compensación la asuman los cotos de caza (esto sólo sucederá si el accidente es consecuencia de una batida de caza mayor y si ocurre en las 12 horas posteriores a la batida), o a la Administración (para lo cual, habrá que demostrar fehacientemente que no existe la señalización adecuada).
  2. Contratar un seguro que cubra esta nueva contingencia, y naturalmente, pagar más.
  3. Fundamental, tratar de evitar que ocurran estos accidentes, con consejos e ideas como las que nos dan los siguientes artículos:
    1. Medidas para tratar de evitar accidentes con animales.
    2. Consejos de la RACC para evitar accidentes con animales