Una barrera química para evitar accidentes por el acceso de animales a la carretera


Según datos de la DGT, durante el año 2011 se produjeron, en cifras redondas, más de 17.000 accidentes de tráfico en los que se vio implicado algún animal. Producto de estos accidentes murieron 10 personas y 84 resultaron heridas graves.

La Asociación de Empresas de Conservación y Explotación de Infraestructuras (ACEX) nos aporta otro dato a tener en cuenta. Diariamente, en los cerca de 140.000 Km. de la red viaria se recogen unos 1.000 animales muertos en la carretera, desde pequeños roedores hasta grandes mamíferos como ciervos o caballos.

Los animales silvestres que más accidentes provocan son los jabalíes y los corzos y de los domésticos es el perro el más problemático.

Para tratar de reducir este problema se instalan en las carreteras distintas infraestructuras como vallas, pantallas o pasos superiores o inferiores de fauna, que implican un importante esfuerzo económico y no siempre son todo lo eficaces que se desea.

Según informa la Agencia de Noticias para la Difusión de la Ciencia y la Tecnología (DiCYT), las empresas Natur Futura y Alvac están llevando a cabo un proyecto de investigación para aplicar en aquellos lugares en los que se detecte una elevada accidentalidad debida a la irrupción de animales en la vía, que consiste en una “barrera química” que ahuyente a los animales y les disuada de cruzar la carretera. La barrera, todavía en fase experimental, está compuesta por sustancias químicas biodegradables que son totalmente respetuosas con el medio ambiente y la fauna y no suponen peligro alguno para las personas.

La utilidad de estos compuestos está siendo probada en un tramo de la autovía B-24 gestionada por Alvac en en que se han venido produciendo varios accidentes con animales, sobre todo con jabalíes.