Sistema de GM para evitar atropellos haciendo uso de la tecnología WiFi Direct


Conforme a lo que vimos ayer en Tecnocarreteras, parece obvio pensar que en un futuro próximo los diferentes vehículos que circulen por las vías van a poder comunicarse entre ellos, compartiendo información en tiempo real que les pueda resultar de interés para evitar congestiones de tráfico, aumentar su seguridad u obtener información de determinados lugares.

En esta línea de investigación están trabajando los principales fabricantes de vehículos en la actividad, siendo General Motors uno de los que más esfuerzos (y resultados) está dedicando a la comunicación entre vehículos. En esta ocasión acaban de presentar un novedoso sistema que pretende evitar atropellos en entornos urbanos haciendo uso de la tecnología WiFi Direct.

La idea de GM es aplicar la tecnología de WiFi Direct a modo de radar, de manera que detecte a los dispositivos móviles que puedan llevar los peatones o los ciclistas que circulen por la vía. El vehículo provisto de esta tecnología, en caso de detectar que se está acercando peligrosamente a un dispositivo portado por un peatón o ciclista, puede alertar (visualmente o con un sonido) al conductor para que extreme su precaución, o bien tomar el control del vehículo en una situación potencialmente peligrosa. De manera inversa, la idea de General Motors es también crear una aplicación que, instalada en los dispositivos móviles de los peatones, pueda prevenirles a ellos en caso de detectar que un vehículo se aproxima demasiado.