Puntos negros de las carreteras


Se denominan “puntos negros de las carreteras” a aquellos tramos que presentan un número de accidentes superior a la media. La DGT informa de la ubicación de estos puntos negros con el doble objetivo de que la gente los conozca y extreme las medidas de precaución cuando circule por los mismos, y los responsables de las carreteras puedan tomar las medidas necesarias para reducir los accidentes en esa zona.

Generalmente, las zonas donde se produce un mayor número de accidentes son las curvas peligrosas, los tramos con baja visibilidad y las intersecciones, por lo que es en estas zonas donde se debe extremar la precaución. Como vimos ayer, una de las medidas que se está empezando a incorporar en las vías es la creación de rotondas que permitan reducir el peligro en zonas de intersecciones. Por desgracia, todavía son numerosos los puntos negros debidos a un mal estado de la vía, la presencia de obstáculos en la misma, o un trazado demasiado peligroso.

Vamos a ver a continuación la fórmula que utiliza la DGT para determinar los puntos negros de las carreteras. Esta fórmula se basa en una serie de indicadores sobre datos objetivos e información estadística acumulada (la información la obtenemos de la wikipedia)

La condición necesaria para que un punto pueda ser considerado como peligroso es que existan más accidentes en ese punto de los que establece la media en función del tipo de tramo y peligrosidad estimada del mismo. Es decir, si por ejemplo las curvas con poca visibilidad se estima que tienen un 0.01 % de peligrosidad, y los datos concretos en una curva son de 0.02 %, podría tratarse de un punto negro.

Esta primera condición, como hemos indicado anteriormente, es una condición necesaria, pero no suficiente. Para que un punto se considere punto negro, debe cumplir además al menos uno de los siguientes criterios adicionales (indicamos las fórmulas obtenidas de la wikipedia, y a continuación la leyenda de las mismas)

        ->  IPaa >= P/2 y IPua >= P/2
        ->  IPM2 >= 2P/3
        ->  SACVaa >= n/5 y SACVua >= N/5
        ->  SACV2 >= N/2

siendo
    IPM2 el índice de peligrosidad medio en los últimos 2 años
    SACV5 la suma del número de accidentes en los últimos 5 años
    SACV2 la suma del número de accidentes en los últimos 2 años
    aa: Año anterior
    ua: Último año
    P la constante que depende del tipo de tramo, que se calcula con los índices de peligrosidad de los tramos semejantes
    N la constante que depende del tipo de tramo, que se calcula con los números de accidentes con víctimas de los tramos semejantes

La página de la Dirección General de Tráfico permite conocer los puntos negros de cada una de las provincias, para poder extremar las precauciones al circular por ellos.