Marcas viales que cambian de color con la temperatura


Los que conducimos con asiduidad sabemos que hay pocas cosas peores que una carretera helada, donde hay que extremar la precaución (reduciendo la velocidad), ya que se dificulta enormemente el control del coche.

Uno de los principales problemas es que muchas veces el conductor no es consciente de que la carretera está helada, ya que al contrario que otros fenómenos meteorológicos (lluvia-nieve), no tiene una percepción visible directa. Este desconocimiento ocasiona que no tome las medidas de precaución necesarias (reducir la velocidad y aumentar la atención) hasta que por desgracia es demasiado tarde, y el coche ya ha entrado en una zona helada de manera peligrosa.

Para solucionar este problema, un grupo de empresas lideradas por Collosa, están trabajando en el proyecto Vialcyl, una de cuyas líneas de investigación pretende desarrollar unas marcas viales que cambien de color con la temperatura, de manera que el conductor pueda conocer rápidamente cuándo la carretera está helada (las marcas tendrán un color determinado).

El uso de un tipo especial de pintura termosensible, adaptada al tipo de pavimento de las carreteras, permite que el color de la marca se adapte a la temperatura, de forma que los usuarios puedan tomar las precauciones necesarias en función del nivel de riesgo existente.

Aunque el proyecto tiene otras líneas de investigación y desarrollo (todas relacionadas con la seguridad vial), esta parte del mismo nos ha parecido especialmente interesante. Si todo marcha según lo previsto, para finales del año 2012, podremos empezar a ver estas marcas “dinámicas” en nuestras carreteras.