singapur

Una aplicación móvil para evitar el uso del teléfono al conducir


El fabricante de tecnología y uno de los líderes del mercado de teléfonos móviles inteligentes, Samsung, ha iniciado en Singapur una campaña llamada “Road comes first” (La carretera es lo primero) para concienciar a los conductores del peligro que supone el uso del teléfono mientras se circula. En un estudio encargado por la compañía, el 83% de los conductores de esa ciudad admiten hacer uso del teléfono al conducir sin un kit de manos libres.

En la campaña participan conjuntamente la policía local y el Consejo de Seguridad Vial de Singapur cuyos datos reflejan el incremento del 46% de denuncias en el último año que han tenido que imponer por este uso indebido del teléfono.

Para ayudar a los conductores a respetar las normas que impiden el uso del teléfono al conducir, Samsung ha lanzado “Eyes on the road” una aplicación móvil que restringe el uso del teléfono si se detecta que está circulando en automóvil. Gracias a los sensores que el teléfono incorpora y a la información de las antenas de telefonía móvil se puede determinar si el usuario del aparato está realizando un trayecto en automóvil, eso sí, no se puede diferenciar si como piloto o pasajero. Por eso, el conductor puede activar o desactivar la aplicación haciéndose responsable de su comportamiento. Si la aplicación está activada, el teléfono responde automáticamente a eventos de entrada como llamadas, mensajes o actividad en las redes sociales, mediante un mensaje de texto que avisa a quien quiere comunicar con él de que en ese momento se encuentra conduciendo y no puede atender.

Según sus datos, marcar un número de teléfono mientras se conduce casi triplica el riesgo de accidente y escribir mensajes de texto lo multiplica por 23. Gracias a este tipo de aplicaciones y sobre todo a la buena voluntad de los conductores puede reducirse drásticamente el peligro de accidente debido a distracciones por el uso del móvil.