Un radar que premia a los conductores que respetan la velocidad


¿Se podría mejorar la seguridad vial a través de estímulos positivos a los conductores cumplidores, y no sólo de multas a los que no respetan las leyes?.

Bajo esta premisa, Kevin Richardson consiguió ganar el premio organizado por Volkswagen, bautizado como “The fun theory“, gracias a un original sistema que se ha puesto en funcionamiento en Suecia.

La idea es que los conductores que van a la velocidad adecuada, detectada por un radar con cámara, entran en un sorteo en el que pueden ser premiados con una cantidad económica, cantidad que sale a su vez de las multas pagadas por aquellos conductores que incumplen dicha velocidad.

De esta forma se combinan ambos estímulos: el positivo (si cumples, puedes además ganar dinero) y el negativo (si no cumples, te toca pagar seguro).

Una iniciativa realmente original que, por lo que se ve, está dando buenos resultados, y que se puede ver en el siguiente vídeo: