Un sistema de Google para evitar que los peatones atropellados salgan impulsados por el choque


La irrupción de los gigantes tecnológicos como Google en el desarrollo de los vehículos autónomos, puede ocasionar importantes ventajas asociadas al sector de la automoción y la seguridad, gracias a la continua apuesta por la I+D+i de estas compañías.

Sin ir más lejos, leemos en El Mundo cómo Google acaba de patentar un invento especialmente diseñado para minimizar los golpes producidos por los vehículos autónomos en los peatones.

La solución desarrollada y patentada no presenta, a simple vista, gran complejidad. Se trata de un sistema que, a modo de “papel de moscas” permite adherir al peatón al vehículo en caso de impacto, evitando que salga despedido.

La patente puede suponer el inicio de un sistema mucho más avanzado, que dote de una seguridad adicional a los peatones en caso de impacto, combinando modelos de AirBags externos (como el desarrollado por Volvo), con otras tecnologías en las que está trabajando Google en estos momentos.

Lo que sí que es seguro es que la llegada de empresas como Google va a suponer un impulso y desarrollo de nuevos productos y sistemas que van a mejorar la seguridad de los vehículos, y ofrecer una importante revolución en este sector en los próximos años.