Tecnología para iluminar las calles y vías únicamente cuando se detecta presencia de vehículos o peatones


La iluminación de las carreteras, fundamentalmente por la noche, es un aspecto crítico y complejo: Por una parte, es necesario asegurar unas condiciones de visibilidad adecuadas a los conductores, pero por otra, resulta muy caro tener encendidas las luces en tanto espacio, y durante tanto rato, siendo que la mayor parte del tiempo no circula ningún vehículo por las mismas.

Para conseguir iluminar las zonas que son necesarias – aquellas por las que circula algún vehículo – , con la intensidad necesaria – no en todo momento hace falta la máxima iluminación – , y teniendo en cuenta las particularidades de cada espacio, es necesario hacer un uso eficaz de la tecnología. Para ello, se deben combinar la implantación de sensores (que capten la presencia de vehículos u objetos), la red de comunicaciones que transmita esa información y un software desarrollado para la gestión general de toda esa información, 

Este sistema es el que ha desarrollado la empresa CGI, y se va a implantar en la actualidad para la gestión de la iluminación de la red de autopistas de Bélgica.

Gracias a esto, se reducirá el consumo de energía mejorando la seguridad de todos los usuarios, ya que únicamente se iluminará la vía cuando sea necesario, ofreciendo un servicio a demanda automático, que puede resultar de gran utilidad.

El siguiente vídeo explica de forma muy gráfica y clara el funcionamiento de un sistema eficaz, que aprovecha mejor los recursos, y puede suponer una importante mejora para la iluminación de las ciudades: