Un estudio del Instituto de Salud Carlos III indica que el ruido del tráfico puede tener una relación directa con algunas muertes por diabetes


La verdad es que resulta sorprendente comprobar que, además de los problemas ya conocidos que causa el ruido del tráfico, ahora hay que añadir uno nuevo: el aumento de la mortandad por diabetes, fundamentalmente en personas mayores de 65 años.

El estudio, que según leemos en la revista de la Dirección General de Tráfico, ha sido realizado de forma conjunta por el Instituto de Salud Carlos III, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Autónoma de Madrid, evidencia la dependencia existente entre el aumento del ruido del tráfico y la mortandad por diabetes, especialmente mientras se duerme.

La explicación, según Julio Díaz, uno de los científicos responsables del proyecto, se basa en que cuando estamos dormidos y somos alterados por ruidos, nuestro cuerpo reacciona lanzando diferentes sustancias a la sangre, entre ellas el cortisol, una hormona que si está en cantidades elevadas hace aumentar considerablemente el riesgo de padecer diabetes.

El mismo estudio explica que, después de picos importantes de ruido, se ha comprobado un aumento de la mortalidad por diabetes, a los 2 o 3 días de dicho pico, especialmente en mayores de 65 años.

Sólo en Madrid, ciudad de donde se han tomado los datos de muestra para realizar dicho estudio, se estima que si se  pudiera reducir en 0.5 decibelios el nivel de ruido, se podrían evitar en torno a 350 muertes al año, en mayores de 65 años.

Sin duda, una relación que nunca habríamos sospechado, pero que se convierte en un motivo adicional para luchar por evitar tanto ruido en nuestras ciudades.