Un proyecto para desarrollar una nueva técnica en la construcción de puentes mixtos


Se denominan puentes mixtos aquellos en los que varios materiales, comúnmente acero y hormigón, están conectados entre sí para trabajar conjuntamente pero no se encuentran mezclados (como es el caso del hormigón armado). Los puentes mixtos combinan las ventajas de los puentes metálicos y de hormigón con un peso más reducido, un menor coste y una mayor robustez.

La empresa Ferrovial Agroman está llevando a cabo un proyecto de investigación denominado “Invherta” por el que pretende desarrollar una nueva técnica de construcción de este tipo de puentes. La técnica será aplicable a los tubos de acero rellenos de hormigón para los cuales están desarrollando hormigones autocompactantes expansivos que garanticen la total adherencia con el acero sin necesidad de disponer una conexión específica entre ellos.

Normalmente, esta conexión se asegura mediante la colocación de pernos, puesto que se considera que la adherencia entre el hormigón de relleno y el acero de la estructura resulta insuficiente.

Con el desarrollo de estos nuevos hormigones y la aplicación de esta técnica se pretende garantizar una conexión idónea entre ambos materiales evitando la colocación de los pernos, haciendo que sea más rápida y económica la colocación.

El uso de tubos de acero rellenos de hormigón cada vez es más utilizado por las mejores cualidades que aporta la colaboración entre el acero y el hormigón. Por una parte, el hormigón mejora la resistencia del acero a la compresión y su comportamiento frente a la abolladura, y por otra, el acero se comporta como una armadura exterior para el hormigón, logrando un efecto de confinamiento que hace aumentar su resistencia y ductilidad.