Agenda de Vialidad de Carreteras de Iternova, un módulo que permite gestionar y analizar todo lo que pasa en la carretera


Ayer mostrábamos en esta web un proyecto destinado a medir la eficacia de los pasos de fauna, pero, ¿cómo podemos conocer qué lugares son los más indicados para implantar estos pasos de animales?.

En la carretera, para poder actuar de forma eficaz, es imprescindible dar solución a estas tres preguntas:

  • 1.- ¿Qué está pasando? Para lo cual, es imprescindible contar con un sistema tecnológico que permita que los responsables de las empresas de conservación, los trabajadores u otros operarios, puedan meter cualquier incidencia que ha ocurrido, con el objetivo de que se pueda solucionar cuanto antes. Por ejemplo: “Hay una señal caída en mitad de la carretera X”.
  • 2.- ¿Quién tiene que solucionar el problema? El sistema, de forma automática debe ser capaz de avisar al operario o responsable de solucionar esa tarea, dándole todas las facilidades posibles (ubicación de la tarea, modo de resolución, y tiempo de plazo marcado para resolverla, conforme a lo que su empresa de conservación se ha comprometido). Yendo un paso más, el sistema informático debe ser capaz de mostrar de forma sencilla la prioridad de tareas a resolver, y las tareas que tiene que realizar cada trabajador de la empresa.
  • 3.- ¿Cómo aprovechamos todos esos datos metidos? Para conseguir hacer un reparto eficaz de los trabajos, y garantizar que cualquier incidencia se resuelve en un corto periodo de tiempo, de forma idónea, y por el operario adecuado, siempre que hay un problema en la carretera, esa información se registra. Toda esta información de las incidencias ocurridas, que hemos debido almacenar en nuestro sistema, ¿cómo podemos aprovecharla?.

La idea es muy sencilla, y es la que nos permite enlazar con el primer párrafo del artículo. Gracias a un sistema de información adecuado (con sus filtros, análisis y resúmenes de toda la información ocurrida), debemos ser capaces de conocer al instante una gran cantidad de información que puede resultar de enorme interés:

  • Qué incidencias han ocurrido, geolocalizadas, de cada uno de los tipos existentes (por ejemplo señal caída, perro muerto, etcétera), durante un tiempo fijado
  • Qué eficacia han tenido los operarios de la empresa en resolver esas incidencias, pudiendo comprobar el porcentaje de las resueltas en tiempo y las que tienen incumplimientos.
  • Cuáles son los problemas más habituales, que requieren acciones para solucionarlos, en la zona de carretera elegida. 
Este sistema, por tanto, nos va a permitir comprobar qué zonas cuentan con una mayor concentración de animales muertos en la carretera (y sus diferentes subtipos), lo que puede llevar a los gestores de la vía a visualizar de forma clara un problema a resolver (si una zona presenta un número muy elevado, hay sin duda que estudiar a fondo qué está pasando), y a poder establecer soluciones, alguna de ellas en la línea de establecer pasos de fauna en esa zona, o en una colindante.
 
La idea es sencilla, pero hay que ejecutarla. Es imprescindible que los gestores de la vía cuenten con sistemas que les faciliten introducir todo lo que está pasando en su carretera, controlar los trabajos en las mismas, y analizar posteriormente dicha información para facilitar la toma de decisiones.
 
Este sistema, que es uno de los elementos más importantes que debe tener un responsable de gestionar/mantener/conservar una carretera, para facilitar su trabajo diario, se conoce como Agenda de Vialidad, y en esta web ya nos hemos referido a ella en varias ocasiones.
Sin duda, una herramienta imprescindible para poder realizar un trabajo en la carretera de forma controlada y eficaz.