Usando residuos plásticos de origen agrícola para los firmes de las carreteras


Un grupo de investigadores de la Universidad de Hueva viene desarrollando desde hace tiempo un proyecto de reutilización de residuos plásticos de origen agrícola, fundamentalmente plásticos de invernaderos, en la fabricación de mezclas bituminosas para firmes de carreteras.

Este proyecto innovador proyecto ya cuenta, entre otros, con el apoyo de la Junta de Andalucía, que se refleja en una ayuda de 406.000 € (cuantía que procede en un 80 % de fondos europeos).

La idea fundamental del trabajo desarrollado es la utilización de los residuos plásticos agrícolas para la fabricación de mezcla bituminosa siguiendo la técnica de vía seca. Las mezclas bituminosas están compuestas por una combinación de áridos y ligantes hidrocarbonados,  que mezclados a determinadas temperaturas forman una película continua que envuelve a los áridos y sirven para ser utilizadas en el asfaltado de carreteras.

Este proyecto tiene un marcado acento de sostenibilidad y respeto al medio ambiente, que además, en el entorno que está siendo desarrollado cobra una especial importancia (no hay que olvidar que en Andalucía se genera una enorme cantidad anual de residuos plásticos que provienen principalmente de los invernaderos).

Según Pedro Partal, responsable del proyecto, “todos los esfuerzos están orientados a la aplicación práctica final de los trabajos realizados”. Partal quiere destacar dos aspectos fundamentales del proyecto: uno es el carácter innovador del proceso, y otro el componente de respeto al medio ambiente que supone la reutilización de esos deshechos plásticos.

Si se consigue dar una utilidad a unos recursos que tienen una difícil eliminación, estaríamos resolviendo dos problemas en uno.