Una innovadora apuesta de Siemens por el transporte eléctrico


La multinacional Siemens acaba de presentar un novedoso proyecto denominado eHighway, que busca fomentar el uso de camiones (y vehículos pesados) eléctricos en las autopistas. La idea se basa en dotar a las autopistas que soporten un gran flujo de vehículos de transporte rodado pesado, de unas catenarias a las que se puedan conectar los camiones -especialmente adaptados- para que utilicen energía eléctrica para desplazarse.

El sistema está compuesto por tres elementos principales: la catenaria, los vehículos adaptados (con motor híbrido – eléctrico y diesel) y el pantógrafo (el brazo articulado que une el vehículo con la catenaria) que está controlado de manera inteligente por un software elpecialmente diseñado.

Con la tecnología que disponemos hoy en día, para que un camión pueda transportar una gran cantidad de carga con un motor eléctrico de los que ya están disponibles en turismos, habría que dotarlo de unas baterías en las que acumular la energía que serían costosísimas, muy pesadas y voluminosas. Con el uso de la catenaria se evita tener que instalar en los camiones las baterías eléctricas para el abastecimiento del motor eléctrico.

La principal inversión en este sistema estaría en la implantación de las catenarias en las autopistas, pero puede producir grandes beneficios a medio y largo plazo en reducción de costes económicos en el transporte, en ahorro energético y en una reducción drástica de emisiones de gases contaminantes. Sería fundamental comprobar si este sobrecoste inicial es asumible (en la actualidad es un mal momento para este tipo de proyectos), y si es un planteamiento interesante en un futuro (donde en teoría las baterías irán mejorando considerablemetne).

El funcionamiento del sistema es muy similar al del tren eléctrico o los tranvías urbanos. Mientras el camión está conectado a la catenaria mediante su pantógrafo funciona el motor eléctrico cuyas ventajas son indiscutibles: no emite gases contaminantes y es más eficiente que el motor diesel.

La maniobrabilidad del camión no se ve afectada gracias a la gestión inteligente del pantógrafo que se reposiciona automáticamente de la mejor manera en la catenaria. Además, el vehículo puede “desengancharse” en cualquier momento, entrando en ese caso a funcionar el motor diesel para funcionar como un camión convencional.