Tecnología para detectar el hielo en la calzada


La presencia de hielo en las carreteras es uno de los elementos que ocasiona un mayor número de accidentes, debido a que en ocasiones no se detecta hasta que es demasiado tarde (visualmente es muchas veces casi imperceptible), y dificulta enormemente la conducción.

Vamos a mostrar a continuación algunas soluciones tecnológicas existentes para dar una información más precisa a los usuarios, de forma que puedan conocer las zonas con hielo, y al menos, adaptar (reducir) la velocidad de sus vehículos cuando circulen por esas zonas.

  • Sistemas para detectar con antelación zonas donde se pueden producir heladas:
  • TrafikMeteor: Este dispositivo, desarrollado por la empresa Gertek, se trata de una estación meteorológica móvil que permite conocer aquellas zonas que en las próximas horas es probable que estén heladas. Cuenta con importantes ventajas:
    • 1.- Muy fácil instalación: Se coloca en la puerta del vehículo gracias a unos imanes incorporados.
    • 2.- Sensores integrados de temperatura, humedad del asfalto y del aire, así como velocidad del viento. Gracias a los parámetros obtenidos por esos sensores, se establece la posibilidad de heladas en cada lugar.
    • 3.- Toda la información se envía automáticamente a una Blackberry, desde donde se manda al centro de control. En el software integrado en el centro de control, se va pintando un mapa con el trayecto seguido por el vehículo, y con colores que muestran el nivel de “riesgo de helada”, para que los responsables puedan actuar.
  • Sensores implantados en el pavimento, para detectar con antelación la formación de placas de hielo en estos puntos, y poder avisar a los responsables.

Conocer con antelación las zonas más peligrosas, y aquellas en las que seguramente va a helar, permite también a los responsables de las carreteras optimizar el uso de la sal, con la ventaja económica y ambiental ocasionada.