Aquaplaning, qué es y cómo tratar de evitarlo


El pasado domingo, nuestros amigos en twitter de @SeguridadvialRD publicaron varios tuits relacionados con el aquaplaning (mirar hashtag #Aquaplaning), y debido al interés que ha suscitado el tema, vamos a aprovechar el FAQ del lunes para ofrecer una información más extensa de esta peligrosa situación a la que en ocasiones se tienen que enfrentar los vehículos.

Se conoce como Aquaplaning a la situación en la que un vehículo pierde el control (o se dificulta el mismo), al pasar a una cierta velocidad por una superficie llena de agua. Generalmente esto ocurre cuando el conductor no es consciente de la cantidad de agua que hay en la carretera (sólo vislumbra la superficial), y no adecúa la velocidad de su vehículo al estado de la vía.

La situación más peligrosa es cuando el nivel de agua de la calzada es intermedio (si hay poca agua, los neumáticos la expulsan hacia los lados, mientras que si hay mucha, se forma un charco, que reduce la velocidad del vehículo y pierde un poco la adherencia, pero la rueda seguirá en contacto con la calzada), en donde el nivel de agua supera el grosor en que los neumáticos aseguran la adherencia, haciendo que el vehículo pierda el contacto con el suelo y patine, con el consiguiente peligro asociado.

Ante una situación como la indicada, ¿qué podemos hacer?
    1.- Prevención: Intentar evitarla. Hay que tener en cuenta que el Aquaplaning es una de las situaciones más peligrosas que hay para un conductor, ya que el coche se descontrola por completo. Por ello, en este caso con mayor razón que de costumbre, “más vale prevenir que curar”, y ello implica tomar una serie de medidas:
        -> Reducir la velocidad cuando la carretera está mojada, y prestar especial atención a las zonas brillantes o con charcos (generalmente hay más charcos en el carril izquierdo de las autovías/autopistas).
        -> Aumentar la separación con el vehículo que nos precede
        -> Tener un estado perfecto de los neumáticos, que es el factor externo más importante para minimizar el Aquaplaning, y permitir filtrar correctamente el agua.
        > Tener un estado perfecto de los amortiguadores del coche
    
    2.- Solución: Si estamos en medio del aquaplaning, ¿cómo debemos actuar?: Si a pesar de todas las indicaciones anteriores, un despiste nos hace estar en esta peligrosa situación, por desgracia el margen de maniobra del conductor es escaso, aunque hay alguna acción que puede servir para minimizar los daños:
        -> Se debe sujetar el volante con firmeza, y tratar de mantener las ruedas rectas (aunque sin movimientos bruscos)
        -> No se debe realizar ningún movimiento brusco, y sobre todo, ni acelerar, ni frenar (simplemente esperar).
        -> Si es posible, es mejor que sean las cuatro ruedas las que pasen a la vez por encima del charco (y no sólo una o dos).

Sin duda alguna, la solución (o al menos su minimización) de este problema es una de las principales líneas de investigación de los mayores fabricantes de vehículos.
Varias son en la actualidad las iniciativas que se están desarrollando relacionadas con este asunto:
    -> La creación de un neumático inteligente, capaz de adecuar la superficie de contacto con el asfalto a las condiciones de conducción (la banda de rodadura se estrecha a medida que el vehículo acelera, para mejorar la resistencia al aire y reducir el riesgo de aquaplaning)
    -> La mejora de los sistemas de control de estabilidad de los vehículos, como por ejemplo el sistema que ha desarrollado Mercedes Benz para mejorar la adherencia de sus coches (se puede ver en el vídeo mostrado a continuación).