Autor: César Hinojosa

Desarrollan un aditivo a base de grafeno para conseguir unas carreteras con mayor vida útil


Un grupo de investigadores e ingenieros italianos ha descubierto un sistema para conseguir que las carreteras tengan una mayor vida útil, combinando un aditivo desarrollado a base de grafeno con el betún tradicional.

Esta nueva mezcla, bautizada como Gipave, puede conseguir aumentar la duración de las carreteras hasta en un 250 % respecto a lo existente en la actualidad.

El producto ya se está implantando en algunos tramos de Milán, los cuales se beneficiarán no sólo de tener una mayor duración, sino de sufrir menos desgaste (es decir, estará la vía en mejor estado), siendo un material muy resistente a los cambios de temperatura. La idea es utilizar este material para reconstruir tres capas del pavimento de la carretera (base, aglutinante, desgaste) de un tramo de unos 500 metros en Milán, para poder ver ahí los resultados.

El problema más importante de este sistema es el precio del grafeno, que puede complicar su popularización, ya que supone un incremento del coste importante.